Google+ Followers

jueves, 11 de abril de 2013

recordarte no es lo mismo...

"Recordarte no es lo mismo que pensar en ti" una gran frase de Pascual Reyes... Cuando uno recuerda cualquier cosa, ya sean situaciones, momentos, personas, canciones, lugares, etc. muchas veces vuelve a sentir y experimentar lo que vivió en ese momento...y a veces ese sentimiento cambia. Vaya que lo he comprobado últimamente. Es una mezcla de sentimientos, recuerdas con tristeza o enojo, momentos que fueron de plena felicidad, te sientes feliz de que haya pasado, pero triste de que en estos momentos ya no hay nada... Si...así es como he vivido estos últimos días...recuerdo momentos divertidos, únicos, felices y sonrío...mi boca realiza esa acción de sonreír pero...el sentimiento es completamente diferente, siento una inmensa tristeza al saber que ésa persona ya no está más aquí, saber que esos momentos simplemente así quedan...recuerdos de un tiempo no hace mucho en el que fui plenamente feliz, en el que estaba a gusto con alguien más y nada a mi alrededor importaba. Es extraño como el escuchar una canción, el pasar por un lugar, inmediatamente te recuerda todo lo que era esa persona, su aroma, su tacto, como se sentía su cuerpo abrazado al tuyo, recuerdas como su risa era el sonido más hermoso que hayas escuchado...y de un momento a otro, todo eso se esfuma. Recordar definitivamente es volver a vivir, solo que desde otro panorama (dependiendo la situación). Pero eso si, uno tiene que ser demasiado inteligente y fuerte para no aferrarse a un recuerdo, es chido recordar si, pero es mejor seguir adelante ya que experiencias en la vida, habrá muchísimas más, mejores, peores, todo es experiencia al fin y al cabo, ese sería mi consejo para ustedes en esta mañana/tarde/noche/madrugada o el momento en el que lean este blog de su servidor, no se aferren a un recuerdo, no se aferren a una persona, enamorense, amen, vivan, pero no se claven tanto, ya que si esa persona les llega a faltar, el madrazo será en seco y estará muuuuy cabrón que se recuperen...

lunes, 1 de abril de 2013

un rompecabezas de ilusión...

Todos sabemos como es un rompecabezas ¿cierto? No puedes armar mal un rompecabezas, se nota al instante, debes saber en que lugar acomodar la pieza correcta, justo en donde encaja perfectamente, y de ahí te sigues, una y otra y otra más hasta que logras terminarlo. Una vez terminado, te sientes satisfecho contigo mismo, feliz, lograste algo que por muy simple que pareciera, representaba un gran reto para ti... ¿Y qué haces cuando ese rompecabezas es tu vida? Muchas veces crees que la pieza que acabas de jugar es la correcta y hasta después de mucho tiempo te das cuenta de que no es la que encajaba perfectamente en esa situación, en ese momento, con esa persona... Muchas veces vivimos creyendo que nuestro rompecabezas está bien armado, nos sentimos satisfechos y estamos felices...pero por cuánto tiempo? 2, 3, 10 años? y en algún momento nos damos cuenta de que una pieza del mismo desapareció, o bien, que por distintas situaciones las piezas se han desgastado y aunque las coloques nuevamente en su lugar, no embonan más... Sigue pasando el tiempo y mientras tratas de asimilar que fue lo que ocurrió, tratas de arreglar las piezas, algo o alguien más acomoda una pieza en donde antes estaba la tuya, lo cual te sorprende en primera instancia, más tarde son más piezas tuyas las que ya no embonan y ese rompecabezas comienza a perder su forma, significado...su sentido ¿qué haces entonces? no puedes aferrarte a querer arreglar algo que en este momento es completamente diferente a como lo fue hace algún tiempo, esa ilusión que tenías de que todas las piezas estaban correctamente en su lugar, de un momento a otro se esfumó...tu esfuerzo, tu sacrificio, tus sonrisas, tus lágrimas, de un momento a otro parecen no haber tenido sentido, parecen haber sido en vano. Es aquí en donde tu fortaleza, tu inteligencia debe salir a flote. Es momento de abandonar ese rompecabezas en el que ya no puedes añadir ni una pieza más que embone, y buscar armar otro, tomando como experiencia los errores cometidos al armar el anterior. No se aferren a un rompecabezas por el cual ya no vale la pena luchar, vivan, experimenten, conozcan y armen un nuevo rompecabezas, con infinidad de piezas y oportunidades para poder hacerlo bien, pero cuidado...no todos los rompecabezas duran mucho tiempo, mucho menos, duran por siempre.. Es un blog extraño, chaqueto, mal armado y demás adjetivos que se llevan de maravilla con "Chingadera" pero no me importa :) NexiDios cambio y fuera PD. .l.